Evaluación de ecosistemas del milenio de España

ECOSISTEMAS para el bienestar humano
9 de enero de 2012

La protección de los tesoros del mar

Iniciativas como la declaración de la primera írea Marina Protegida de España, la declaración de ZEPA marinas y el Proyecto LIFE+ INDEMARES promueven la conservación de la biodiversidad marina en nuestro paí­s.

España es uno de los paí­ses europeos más ricos en biodiversidad marina. Pero en sus 8.000 km de costa viven alrededor de 23 millones de personas, un 58% de la población total española. Esta importante presencia humana en el litoral provoca una presión sobre el medio marino que está afectando a la salud y la biodiversidad de los océanos. En este contexto, la protección de los mares se convierte en una necesidad ineludible y urgente.

En España, una cuarta parte del territorio terrestre forma parte de la Red Natura 2000, la red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. Sin embargo, no ocurre lo mismo con el medio marino, donde la protección de sus ecosistemas se encuentra en una fase de desarrollo mucho más temprana.

Con el objetivo de avanzar en la protección de los ecosistemas marinos con mayor valor ecológico y con mayor presencia de biodiversidad, el Gobierno del Estado y algunas organizaciones sin ánimo de lucro han impulsado una serie de iniciativas que empiezan a obtener sus primeros frutos. La declaración de la primera írea Marina Protegida de España, de las ZEPA marinas de España y el Proyecto LIFE+ INDEMARES son tres ejemplos en este sentido.

¿Qué son las íreas Marinas Protegidas?
La protección de zonas de alto valor ecológico en el mar tiene su máximo exponente en las íreas Marinas Protegidas (AMP). Esta figura es gestionada mediante una aproximación ecosistémica y holí­stica, es flexible y se desarrolla sin menoscabo del establecimiento de otras medidas sectoriales, como pueden ser la creación de Reservas Marinas de interés pesquero o de íreas Especiales para la Navegación (estas últimas bajo el amparo de la Organización Marí­tima Internacional).

Con las AMP se pretende proteger, conservar y restaurar especies, hábitats y procesos ecológicos que se han visto afectados como resultado de diversas actividades humanas. Del mismo modo, y actuando de manera preventiva, se pretende controlar la degradación futura y el daño a especies, hábitats y procesos ecológicos aún no estudiados o desconocidos.

Algunos paí­ses establecieron sus primeras AMP hace ya varias décadas y en 1997 existí­an cerca de 4.000 AMP en más de 80 paí­ses, siendo la más extensa de todas ellas la Gran Barrera de Coral australiana. Esta cifra representa únicamente el 1% de los mares del globo.

En la X Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica, celebrada en Nagoya (Japón, 2010), se adoptó que en el año 2020 al menos el 10 por ciento de las zonas marinas y costeras, especialmente aquellas de particular importancia para la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas, deben estar conservados por medio de sistemas de áreas protegidas.

Las íreas Marinas Protegidas en España
La Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad crea, en su artí­culo 32, la figura de AMP como una de las categorí­as de espacios naturales protegidos. Determina, asimismo, que las AMP se integrarán en la Red de íreas Marinas Protegidas de España (RAMPE).

La Red de AMP se creó formalmente a partir de la Ley 41/2010 de protección del medio marino, que establece cuáles son los objetivos, los espacios naturales que la conforman y los mecanismos para su designación y gestión. Tal como determina esta Ley, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) aprobó el pasado mes de noviembre un Real Decreto donde propone los criterios de integración en la Red conforme a los cuales se pueden incluir en la misma los espacios marinos protegidos de competencia estatal.

Según se establece en el Real Decreto, para la integración de un espacio marino protegido en la RAMPE se tendrá en cuenta su representatividad, es decir, que el espacio albergue tipos de hábitat, comunidades biológicas o procesos ecológicos representativos del medio marino español.

Asimismo, se valorará su grado de naturalidad; su carácter único o rareza; que se trate de una zona de especial importancia para determinadas especies; que se trate de una zona de especial importancia para especies o hábitats amenazados, en peligro, en declive o regresión; su vulnerabilidad, fragilidad o sensibilidad; la productividad biológica; y su contribución a que se cree una red coherente y representativa de espacios marinos.

El Cachucho, la primera írea Protegida de España
El pasado mes de noviembre el Consejo de Ministros declaró el espacio marino de El Cachucho como la primera AMP de España. Se trata de una gran montaña submarina que se eleva bruscamente desde los cuatro mil metros de profundidad de la llanura abisal del golfo de Vizcaya hasta los 425 metros de su cumbre. Se localiza en el mar Cantábrico, a unos 65 kilómetros de la costa asturiana de Ribadesella, en la plataforma continental española. Por esta razón, su fauna está compuesta tanto por especies tí­picas de las montañas submarinas oceánicas como por otras más propias de los fondos de la plataforma, lo que explica su gran diversidad biológica.

En estudios recientes, los investigadores han identificado más de 550 especies, entre las que destacan corales de agua frí­a (Madrepora oculata), diversas especies de corales blandos, peces abisales, estrellas y crustáceos únicos. Además, se han descubierto una decena de nuevas especies y la zona es frecuentada por un gran número de cetáceos.

Paralelamente a la declaración de AMP, la zona se ha declarado Zona Especial de Conservación de la Red Natura 2000 y se ha aprobado el Plan de gestión, común a ambas figuras de protección. Este Plan contempla acciones como la regulación de la pesca de arrastre, de las maniobras militares o de la exploración sí­smica para detectar hidrocarburos. En cuanto a las actividades turí­sticas y de observación de especies silvestres, se podrán llevar a cabo siempre que se garantice el estado de conservación favorable de los recursos naturales.

Declaración de las ZEPA Marinas de España
De manera complementaria a la declaración de las AMP, el pasado mes de noviembre el MARM sacó a información pública una propuesta de declaración de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) marinas y las especies migratorias que utilizan nuestras aguas marinas. En total se han propuesto 41 áreas marinas que cubren más de 40.000 Km2, casi el 5% de las aguas marinas españolas.

Para la identificación de estas áreas se realizó un intenso trabajo cientí­fico y de investigación, principalmente vinculado a los proyectos LIFE íreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBA) Marinas en España, coordinado por SEO/BirdLife, y LIFE+ INDEMARES. El primero culminó en el primer inventario completo de IBA marinas a nivel mundial, junto con el de Portugal, fruto de un proyecto hermano.

Fuentes de información: MARM, Proyecto INDEMARES, WWF/EspañaECOticias.com

Foto: Philippe Guillaume

Discute esta información en nuestro perfil de Facebook

Contacto | Área privada